Consejos, Técnicas

Un punto calado para tejer con lana

A la hora de elegir punto para tejer tu proyecto no hay una norma que seguir, pero si es cierto que, los calados abundan más en las prendas primaverales o de verano, por eso queríamos tejer una muestra con un calado a dos agujas que, a nuestro parecer, cuadra muy bien con nuestra Wash Wool.

Lo principal que debes saber de este punto es que es un calado muy fácil, sabiendo lo básico te va a permitir tener un resultado original y muy esponjoso. Lo mullido y gustoso de este punto se debe también a que lo hemos tejido con Wash Wool, que por sí misma, esta calidad, aporta suavidad y un carácter esponjoso a lo que tejas.

Si además tejes con un grosor de aguja un poquito mayor de lo recomendado, la muestra puede quedarte muy gustosa. 

Los calados requieren de bastante concentración cuando se quieren conseguir dibujos complejos, pero en este caso conseguirás un entramado calado, que igualmente será abrigadito, pudiendo tejer y, a la vez, ver tu serie favorita.

¿Qué vas a poner en práctica? 

po.: punto orillo (recuerda que tienes varios ejemplos en nuestro blog para elegir el que mejor te vaya)

pjd.: tejer puntos juntos del derecho.

h.: subir hebra.

pd.: punto derecho

pr.: punto revés

v.: vuelta

*_* repetir aquellos pasos que estén entre paréntesis. 

El motivo se repite durante 4 vueltas, las pares siempre se tejen en punto revés, y las impares son de dos tipos, que irán alternas.

Monta 18 puntos en tus agujas  circulares o rectas. Si vas a aplicar este punto en una prenda tejida en circular, no tendrás que hacer orillo, y las vueltas pares tendrás que tejerlas en punto derecho. 

Vuelta 1: 1 po./*1 h./ 2 pjd.*/ *_* hasta el final de la v. Termina con 1 po.

Vuelta 2: pr.

Vuelta 3: 2 pd./ *1 h./2pjd*/ *_* rep. hasta que queden 2 puntos y tejerlo al derecho.

Vuelta 4: pr.

Repite estas 4 vueltas a lo largo de tu labor. Este punto tiene cierto volumen, puedes aplicarlo al completo en tu proyecto, o bien decidir solo crear franjas de un número determinado de vueltas, o solo para los detalles.

También puedes probar a tejer con otras fibras y descubrir con cuál te gusta más.