Técnicas

¡Teje sin agujas!

Tejer con los dedos, además de fácil y rápido ¡es una actividad para hacer con los niños de lo más divertida!

Se puede usar un hilo bien grueso, lana gruesa o bien varios cabos de hilos más finos, ¡será suficiente! Vas a conseguir diferentes efectos según el hilo que uses.

La técnica se trata de usar los dedos de una sola mano y tejer como si tu mano fuera un telar de tricot.

Puedes empezar con un nudo corredizo, con la palma de la mano mirando hacia ti. El nudo lo vas a poner alrededor del dedo pulgar.

A continuación enrollarás dedo por dedo hasta el último. Pasa la hebra por encima de tu palma desde el dedo pequeño al dedo pulgar y uno por uno haz pasar ese hilo por dentro del bucle alrededor de cada dedo.

Cuando llegues al pulgar repite la operación hasta el otro lado y así de un lado al otro ve tejiendo hasta que tengas el largo que desees.

Se pueden hacer bufandas, cuellos, cintas para el pelo, pulseras, collares y ¡un montón de cosas más!

Tejer con los dedos es una buena manera de hacer volar la imaginación. ¿Te atreves a tejer con varias manos? Reta a tu amigo/a, hijos/as o pareja a hacerlo. Junta tu mano más las otras dos de la persona en cuestión, una al lado de la otra y la mano que te queda libre será la que vaya pasando el hilo. ¡A ver a dónde llega esa pieza colectiva!