Consejos

Qué materiales necesitas para empezar a tejer a punto

Iniciarse en el tricot requiere de hilo y agujas. Suelen ser dos agujas rectas de entre 30 y 40 centímetros de largo, o si trabajas en circular, dos agujas más cortas unidas por un cable.

Encuentra la que más te guste en nuestra tienda.

O también puedes reciclar alguna de algún familiar, siempre es bonito coleccionarlas…

Las agujas pueden ser de distinto grosor, indicado en la numeración de las mismas. Dicha numeración corresponde al diámetro de la aguja y por lo general deberá coincidir con el diámetro del hilo. También pueden ser de distintos materiales: metálicas, de plástico, de bambú, de madera, de hueso…

Lo de los materiales es cuestión de preferencias: las metálicas se deslizan mucho y van bien para los hilos con pelo, son más adecuadas para tejedoras expertas. 

Las de bambú o madera mantienen el hilo en su sitio porqué no resbalan tanto y son perfectas para principiantes.

Y las de plástico serían un intermedio.

También es interesante tener un ganchillo del mismo grosor o un poco más pequeño que el de las agujas elegidas, para cuando tengas que esconder hilos. Una aguja lanera para unir piezas. Un lápiz y una libreta para hacer anotaciones si lo consideras oportuno. El patrón, si es que sigues uno en concreto. Y una cinta métrica para cuando hagas la muestra.

Es interesante tener a mano marcadores (muchos de nuestros kits los incluyen) para saber donde se tienen que hacer menguados o aumentos o cambios de hilo. Según el proyecto, agujas imperdibles de punto, las cuales sirven para tener en espera puntos, por ejemplo del escote, y recuperarlos más tarde. Y por último, tijeras o corta hilos para poder finalizar la labor.

Ya sólo te falta prepararte algo para beber, encontrar un sitio luminoso y cómodo donde sentarse, y ya puedes empezar tu proyecto!