Consejos, Técnicas

Puntos de tejido súper veloz para tejedoras todo terreno

¿Eres de las que tienes mil proyectos empezados, tienes que hacer un regalo en breve o tienes poca paciencia porque recién estás empezando a tejer y quieres ver un proyecto tuyo acabado ya?

En este blog te explicamos cuáles son los puntos más rápidos de tejer para que sean tus aliados si te encuentras en alguno de los casos anteriores:

Punto jersey:

Es el tipo de punto que cunde más, enseguida avanzas y si tejes con agujas gruesas tendrás la pieza hecha en un plis plas. Y un truco: lo bueno de este punto es que puedes usarlo del derecho o del revés, así que un diseño muy sencillo se puede convertir en una pieza muy especial solo con darle la vuelta. 

Punto canastillo:

Este punto entraría en la categoría de fantasía porque hace un dibujo como de un canasto. Se trata de combinar punto derecho y revés cada 5 (o los que decidas según diseño) puntos y cada 5 líneas, creando unos bloques cuadrados. Este punto no deja de ser rápido ya que los cambios no son muy seguidos y no se pierde mucho el tiempo moviendo la hebra de un lado al otro.

Punto bobo:

Habrás oído hablar muchísimo de este punto, es el punto más usado cuando eres principiante, y su nombre se debe a que no es necesario pensar. Tienes que hacer el mismo movimiento todo el rato, sin cambiar de punto.

No es el punto más veloz o que avance más que otros, sobre todo si se teje muy prieto, es un punto que queda grueso y retiene mucho hilo.

Pero si lo tejes muy suelto puedes hacerte una bufanda en poco tiempo ya que al estar suelto el punto se ensancha y cunde mucho.

Ahora que ya sabes cuáles son nuestras sugerencias de puntos veloces para las personas más impacientes, ¿qué tejerás?