Consejos

Miedo a deshacer un tejido y cómo superarlo

Cuando tejas una pieza y aparezca un error varias líneas más abajo, no tengas miedo a deshacer y rehacer. Somos flexibles, amamos las prendas con pequeños errores (evidencias de las piezas hechas a mano), pero también somos perfeccionistas y nos gusta intentar solucionarlo.

Deshacer un tejido es fácil. La parte más delicada es recoger los puntos de manera adecuada.

Aquí te enseñamos cómo hacerlo sin que sea un drama.

Existen dos opciones: tirar del hilo hasta donde se encuentra el error en cuestión y luego coger uno a uno los puntos vigilando que estén del lado correcto o pasar una aguja lanera recogiendo todos los puntos de la línea a la cual queremos llegar y pasarlos a una aguja.

En el primer caso, es común que algún punto concreto se escape y debamos recuperarlo. Puedes ver cómo en este post.

Insertaremos la aguja en el primer punto, quedando el hilo en el lado opuesto de la aguja.

Asegúrate de hacerlo de modo que la primera hebra siempre quede en el lado de atrás de la aguja; como se muestra en el video.

En el segundo caso, iremos recogiendo, con una aguja lanera e hilo de otro color para distinguir, una a una la segunda hebra de cada punto y luego desarmaremos el tejido hasta llegar al hilo. 

Fíjate que hayas cogido todos los puntos del lado correcto, de lo contrario quedará el punto retorcido.