Consejos, Fibras, Fibras, Técnicas

Cómo tejer un dobladillo fácil

Vamos a dar un paso más en nuestras prendas: vamos a realizar un dobladillo de manera fácil, pero ofreciendo un resultado profesional y que dará a tus prendas ese toque tan especial que siempre proponemos desde Knitive.

Comenzamos.

Para tejer este tipo de dobladillo tienes que tejer una serie de vueltas en punto liso, 2 vueltas del revés y por último, el mismo nº de vueltas en punto liso.

Es muy sencillo, sigue el paso a paso.

Necesitas tu color favorito de Cotton Fresh y tus agujas circulares o rectas.

Monta 10, 20 o 30 puntos para realizar tu muestra, cuando vayas a aplicarlo a algún proyecto solo tendrás que montar los puntos indicados en el patrón, o los que hayas calculado a partir de tu muestra de tensión.

Paso 1: en nuestro caso hemos montado 10 puntos para hacer la muestra. Teje 8 vueltas de punto liso (vueltas impares al derecho, vueltas pares al revés), teje la V9 y la V10 en punto revés, y teje las siguientes 8 vueltas en punto liso.

Paso 2: sin sacar los puntos de la aguja, dobla por la parte de detrás de la labor haciendo coincidir los puntos del montaje con los puntos de la aguja izquierda.

Paso 3: identifica los puntos del montaje, introduce la aguja derecha por la hebra exterior del mismo.

Paso 4: pasa el punto a la aguja izquierda.

Paso 5: teje el punto que has subido junto al primer punto y del derecho.

Paso 6: continúa repitiendo los mismos pasos hasta el final de la vuelta, es decir, levanta un punto de los del montaje, súbelo y ponlo en la aguja izquierda, para tejerlo junto y del derecho con el punto que corresponda.

Paso 7: una vez que hayas unido todos los puntos del montaje con los puntos que tenías en la aguja izquierda, tendrás tu dobladillo. En esta imagen puedes ver cómo hemos tejido una serie de vueltas más en punto liso para dar continuidad a la muestra y que puedas imaginar cómo quedaría en un proyecto de mayor dimensión. Este es el lado derecho de tu labor.

Paso 8: este sería el revés de la muestra.

Una vez que hayas terminado debes coser los laterales del dobladillo si no quieres que quede abierto.

¿Qué te parece el resultado? Anímate a llevarlo a la práctica.

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto