Técnicas

Cómo tejer un cuadrado con muchas posibilidades

 

Hoy vamos a tejer un cuadrado a rayas, pero no es un cuadrado a rayas cualquiera, es un cuadrado con técnica que podrás aplicar y te servirá para entender formas básicas en punto a dos agujas, y además muy útil para varias ideas.

Una de ellas es que puedes tejer los cuadrados con restos, es una maravillosa idea de aprovechamiento de stash, después puedes unirlos y tendrás una mantita adorable. Pero también puedes tejerlo como una camiseta uniendo dos cuadrados (calculando los puntos a montar) y que te quede una camiseta o top con picos laterales a los que con un  i-cord ponerle las tirantas y quedaría genial.

O la opción que preferimos nosotros: elegir bien la paleta de color de nuestro algodón Cotton Fresh y combinar los colores que hagan realidad esa manta de verano, perfecta para un bebé, o para colocarte sobre los hombros en las noches fresquitas, incluso un chal si unes los cuadrados con forma triangular.

Los cuadrados son muy típicos con la técnica de crochet, pero en punto igualmente hay mil ideas por explorar.

Empecemos con este cuadrado sencillo que podrás tejer solo sabiendo tejer punto derecho y realizar surjete doble cuando se indique. A recordar: el surjete doble consiste en pasar un punto derecho sin tejer a la aguja derecha, tejer los dos siguientes puntos juntos y del derecho, y montar el punto que has deslizado sobre estos.

Cuando veas lo fácil que es tejer este cuadradito, y las posibilidades de proyectos o paletas de color, te vas a enamorar. Puedes tejerlo como proyecto de larga duración, poco a poco, o bien entusiasmarte y acabarlo antes de lo que te imaginas si cada día tejes 4 cuadraditos por ejemplo.

¿Qué debes hacer?

Montar 31 puntos con el color A (en nuestro caso el coral)

Teje los 31 puntos del derecho.

A continuación, y aún con color A, teje 14 puntos del derecho, realiza un surjete doble, y termina la vuelta tejiendo 14 puntos del derecho.

En la vuelta 2 cambia a color B (Bubble blue) y teje esta vuelta entera en punto derecho.

En la vuelta 3 teje 13 puntos del derecho, un surjete doble, y 13 puntos del derecho.

En la vuelta 4 cambia al color A teje toda la vuelta del derecho.

Continúa repitiendo el mismo esquema hasta que solo te queden 3 puntos y termines con un surjete doble.

 

Es importante resaltar lo siguiente y que lo tengas en cuenta para la ejecución de tu cuadrado:

  • No cortes el hilo cuando toque cambiar de color, simplemente llévalo hacia arriba para que las hebras siempre estén a tu alcance cuando toque cambiar.
  • Teje siempre dos vueltas del mismo color, la primera vuelta en la que cambias de color siempre es la que tejes entera del derecho. La segunda vuelta de ese color es en la que tejes los puntos correspondientes, menguando siempre en el centro con el surjete doble.

Lo dicho, es muy fácil y el resultado es muy agradecido.

¿En qué colores te tejerías tú una mantita con Cotton Fresh? ¿Bicolor o multi?

¡Nos encantará ver cómo lo pones en práctica!

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto