Técnicas

Cómo tejer un borde de picos con dobladillo

Hay muchas maneras de dar un toque diferente a tu proyecto, y una de ellas es la que vamos a ver hoy en este artículo del blog: cómo tejer un borde de picos a dos agujas y crear un dobladillo.

Es una técnica muy sencilla y con un bonito resultado. 

Para poder realizarla no debes saber más que tejer punto derecho, saber hacer dos puntos juntos derechos, subir hebra y punto revés. Por otro lado tendrás que saber coser con aguja lanera. 

Debes tener en cuenta que, el n.º de vueltas que componen el dobladillo es mejor si las contabilizas de manera independiente a tu proyecto. Son 12 vueltas que funcionan solas, y que puedes, por ejemplo, emplear en patrones que ya tengas y a los que quieras cambiar el borde que tengan punto elástico, punto de arroz o punto bobo. Con 12 vueltas el dobladillo queda bien, aunque dependerá del grosor del material con el que tejas.

En este caso, al ser Cotton Fresh, con 12 vueltas queda perfecto. 

El dobladillo en pico se consigue a través del juego de los puntos juntos y las hebras, cuando ves la imagen sin aún haber cosido para crear el dobladillo, ves perfectamente esos calados.

Si haces un doblez, dejando la v. 7 en el centro, comprobarás cómo esos calados se convierten en los picos de la imagen final.

Veamos el paso a paso, es muy sencillo

Monta 16 puntos.

Teje las primeras 6 vueltas en punto liso o punto jersey, es decir, las vueltas impares en punto derecho, y las vueltas pares en puntos revés. 

En la v. 7 tienes que prestar atención, porque es la clave para conseguir el acabado en pico.

Teje siguiendo estas indicaciones: 1 po./1 h./2 pjd./1 h./2 pjd./1 h./2 pjd./…/1 h./2 pjd./1 pd.

Continúa tejiendo desde la v. 8 a la v. 12 en punto liso. 

Una vez tejidas estas 12 vueltas, sigue el paso a paso de tu proyecto, tal y como hayas pensado.

Para dar por terminado tu borde de picos, una vez que has finalizado tu proyecto y llega la hora de hacer las costuras, debes completar el dobladillo, necesitarás aguja lanera. 

Con la prenda del revés, lleva la primera vuelta que tejiste, haciendo un doblez, hasta la última (la v. 12), y ahí unes por el revés para que se formen los picos.

De esta manera conseguirás un dobladillo, que además tiende a tener forma acampanada, decora y te permite tener un acabado diferente al resto.

¡Ponlo en práctica!