Consejos, Técnicas

Cómo tejer puntos dobles y su resultado

¿Has pensado alguna vez en cómo hacer un puño o elástico diferente? ¿Salir del punto elástico, punto bobo o punto de arroz sabiendo lo básico?

Lo cierto es que tejer punto derecho y punto revés en dos agujas es un mundo de infinitas combinaciones que nos permiten añadir siempre a nuestros proyectos un punto, nunca mejor dicho, de diferencia.

Hoy vamos a ver cómo se teje un punto doble y el resultado que obtenemos, con dos pasos muy sencillos vamos a conseguir un punto mullido, con un bonito efecto relieve y sin muchas complicaciones.  Además, al tejerlo con Wash Wool no hacemos más que resaltar las cualidades de este punto, porque nos permite un tejido con elasticidad, suavidad y sensación de confort.

Pero… ¿qué significa tejer un punto doble? En este caso lo que vamos a hacer conforme se indique tejer un punto doble, ya sea al derecho o al revés, en vez de introducir la aguja por el punto que nos corresponda, hacerlo justo por el punto de la vuelta anterior, es gracias a eso que conseguimos ese efecto esponjoso.

Vamos a verlo ilustrado con imágenes para que sea mucho más claro.

Para poder tejer los puntos indicados dobles primero debes tejer una vuelta entera de punto revés y la siguiente en punto derecho, es decir, que las vueltas impares serán del revés, y las pares al derecho.

A partir de la vuelta 3 vamos a repetir hasta el final 1 punto revés/ 1 punto revés doble, para terminar con 1 punto revés. Y haremos lo mismo en todas las vueltas impares; mientras que en las pares comenzaremos con 1 punto derecho doble, 1 punto derecho.

Para que funcione debes montar un nº de puntos múltiplo de 2 + 1.

En esta imagen hemos introducido la aguja derecha por el punto de la vuelta anterior (que era un derecho simple) para tejerlo doble y del revés.

Ejemplo de vuelta impar: teje el punto del revés y déjalo caer en la aguja derecha.

Aquí puedes comprobar cómo queda tejido el punto revés doble, si observas, en vez de quedar un solo “puente” típico, con el que identificamos el punto revés habitualmente, vemos dos.

Cuando corresponda tejer un punto derecho doble en las vueltas pares, debes introducir la aguja derecha por el punto de la vuelta anterior al que corresponda tejer. De esa manera será doble.

En esta imagen puedes observar cómo queda un punto derecho doble y punto derecho normal.

¿Verdad que conseguimos un efecto mullido y esponjoso con una técnica tan sencilla? En Knitive nos encanta crear prendas bonitas y con estilo con técnicas sin complicación, porque lo sencillo no está reñido con lo estiloso.

Recuerda que nos encanta estar conectados contigo y ver qué tejes con nuestras lanas o tutoriales. Cítanos en Instagram (@knitive) para que podamos seguirte la pista.

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto