Técnicas

Cómo realizar flecos para decorar tus prendas

Hoy vamos a ver un paso a paso sencillo pero capaz de dotar de un toque diferente a tus prendas. Te contamos cómo realizar flecos paso a paso.

Pero antes veamos las bondades de saber realizar flecos y los diferentes usos que pueden tener:

¿Cuándo se utilizan?

Puedes poner flecos a todo tipo de prendas: desde una bufanda, a un jersey, incluso convertirlos en los absolutos protagonistas de tu proyecto, poniéndolos, por ejemplo, por todo el borde de un chal.

¿Dónde colocarlos?

Depende de lo que busques, por ejemplo, en una prenda puedes ponerlos en el borde inferior, con esto darás ligereza a tu prenda.

Pero también es un buen truco si necesitas ganar longitud porque se te ha quedado corto, o lo tejiste más pequeño de lo que realmente querías.

¿Para qué realizar flecos?

Principalmente cumplen una función decorativa, pero también como hemos visto antes, pueden venirte bien para dar largura a tu prenda.

Otra de las funciones que puede cumplir es la de rebajar stash, es decir, que quizás hayas tejido uno de nuestros kits, y cuando has terminado te ha sobrado material. ¿Qué puedes hacer? ¡Flecos!  Todos de un mismo color o diferentes, cortos, largos, asimétricos… ¡Hay muchas opciones!

¿Qué vas a necesitar?

  • Un ovillo o restos de lana.
  • Un cartón más o menos rígido.
  • Unas tijeras.
  • Una aguja de ganchillo.

Y ahora vamos al grano:

¿Cómo hacemos los flecos?

Paso 1: enrolla sobre la base de cartón la hebra de tu ovillo, ésta has debido cortarla con la medida de largo que desees para tus flecos. No aprietes demasiado al enrollar la hebra para que después sea más fácil cortar los flecos.

Paso 2: con las tijeras corta la lana por uno de los laterales de la superficie rígida.

Paso 3: divide las hebras en grupos, según el grosor de la lana que estés utilizando serán de 2,3, 4, etc… En nuestro caso hemos utilizado nuestra calidad Wash Wool, y hemos hecho grupos de 3 hebras, lo que hará que nuestros flecos tengan 6 hebras en total.

Paso 4: introduce la aguja de ganchillo en un punto del borde inferior de tu prenda (también se puede hacer en los laterales o por el propio cuerpo del proyecto).

Paso 5: coge un grupo de 3 hebras, dóblalas a la mitad y con ayuda del ganchillo tira hacia ti, con cuidado de no sacar las hebras al completo.

Paso 6: debes obtener una argolla lo suficientemente amplia para continuar con el siguiente paso.

Paso 7: toma el conjunto de hebras con el ganchillo para introducirlas por la argolla.

Paso 8: estira y saca todas las hebras. Ya casi lo tienes.

Paso 9: tira de las hebras que has sacado por las argollas y aprieta un poco para que el nudo se fije. Repite este procedimiento con todos los flecos que quieras poner en tu prenda.

Paso 10:  cuando ya tengas todos los flecos, es hora de intentar que queden igualados. Puedes cortar para igualar en plano o bien, como en la siguiente imagen:

Paso 11: puedes enrollar todas las hebras de los flecos, igualar y cortar en grupos.

¡Ya lo tienes!

Los flecos pueden ser el complemento perfecto para muchas prendas, atrévete a experimentar, con la asimetría, como detalle en los puños o bordes de un jersey.

Pronto te enseñaremos novedades en nuestra colección de kits para este otoño y seguro que encuentras algún proyecto al que añadirle flecos. Palabra de Knitivers.

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto