Consejos

Cómo lavar tu prenda Knitive

Te explicamos cómo lavar tus prendas Knitive para guardarlas durante la temporada de calor.

Necesitarás:

  • Jabón neutro en pastilla o jabón en polvo, también de ph neutro
  • Una palangana
  • Agua del grifo
  • Una toalla

Las prendas de punto no requieren un lavado diario. Cuando sea necesario hacerlo, te recomendamos lavarla a mano; sobre todo si se trata de una prenda muy delicada o es el primer lavado de la pieza. Las lavadoras suelen tener un programa a mano o delicado. El tambor no da vueltas: mece la prenda suavemente con agua y jabón con el fin de eliminar la suciedad. 

De todos modos, si el primer lavado de tu prenda Knitive es a mano, te aseguras el tiro. Para ello, debes usar un jabón neutro en pastilla o jabón en polvo, también de ph neutro.

Llenamos de agua una palangana, añadimos un poco de jabón y sumergimos la prenda. 

Removemos un poco para que la ropa se impregne bien. A continuación sacamos la pastilla y seguimos removiendo suavemente el tejido dentro del recipiente. 

NOTA: No se debe frotar, podríamos hablar de darle un masaje a la prenda. La dejaremos unos 20 minutos en remojo y posiblemente aprecies un cierto color del tinte del hilo.

Removemos un poco más y escurrimos el exceso de agua. 

Después, sustituimos el agua con jabón por agua limpia para enjuagar la prenda. Este proceso se puede repetir dos o tres veces, hasta que el agua salga al fin completamente limpia.

Una vez hecho esto, escurrimos la prenda firmemente con las manos, sin retorcer el tejido. Y para terminar de sacar el exceso de agua, la enrollaremos en una toalla seca y apretaremos un poco con las manos. 

Ahora ya lo podemos dejar sobre una superficie plana secándose al sol. 

NOTA: No es recomendable secar las prendas colgadas, puesto que su propio peso más el del agua provocará deformidades en la misma.