Consejos, Técnicas

Vueltas cortas

Más tarde o más temprano, en tu vida de tejedora, te topas con un patrón que te indica que debes realizar vueltas cortas. ¿Y qué son exactamente?

Las vueltas cortas se utilizan normalmente para dar forma a las prendas en determinadas partes de la misma, por ejemplo en los calcetines, en un jersey para los hombros o para el escote.

Es importante saber que las vueltas cortas debes realizarlas cuando te indique el patrón, que te dará la información que necesitas saber para saber cuándo realizarlas, quizás te diga que las hagas después de un n.º de puntos concretos, o tras el marcador. 

En cualquier caso, hoy vamos a ver qué debes hacer cuando llegue ese momento, lo haremos a través de una muestra ficticia y partiendo de que el patrón nos ha indicado que debemos realizar una vuelta corta cuando nos queden 5 puntos en la aguja para finalizar la vuelta. 

Paso 1: sitúate según te indique el patrón que estés tejiendo, como ves en la imagen tenemos 5 puntos en la aguja izquierda, son los que nos quedan para terminar la vuelta que estamos tejiendo. 

Paso 2: en vez de seguir tejiendo hasta el final de la vuelta, debes darle la vuelta, como ves en la imagen los 5 puntos que quedaban están ahora a la derecha. Y la hebra con la que tejes debe estar siempre hacia a ti.


Paso 3: pasa a continuación el punto en el que está la hebra con la que tejes a la aguja derecha.

Paso 4: toma la hebra con la que tejes y llévala hacia arriba, estira para que, como ves en la imagen, el punto sea “doble”.

Paso 5: continúa tejiendo con normalidad según indicaciones. 

Cuando te queden 5 puntos de nuevo para terminar la vuelta, tendrás que repetir los pasos sin olvidar todo lo que hemos señalado, es decir: darle la vuelta a las agujas, tener la hebra hacia ti, pasar el punto con la hebra a la aguja derecha, estirar la hebra y continuar tejiendo.

Tendrás que seguir realizando tantas vueltas cortas como se te indiquen y en los momentos que estén especificadas. 

Una vez ya no tengas que realizar más vueltas cortas, debes continuar tejiendo con normalidad.

Observa como aquellos puntos “dobles” que has conseguido al realizar los pasos indicados se ven diferentes al resto, no pasa nada, debes tejerlos de la manera habitual, pero teniendo en cuenta que ambas hebras debes tejerlas juntas como correspondan.

Ahora, como siempre, a practicar con tus agujas, ya sean circulares o rectas y tu lana Knitive favorita.

 

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto