Consejos, Moda

Cómo hacer un pompón

Solo necesitas tijeras, lana y una cartulina o libreta de un ancho de 8 a 10 cm, aproximadamente. 

ATENCIÓN: Cuánto más ancho, más hilo usas y más grande quedará el pompón. ¡Cuidado, que son una adicción!

¡Comencemos!

Corta un hilo súper largo, a medida que vayas aprendiendo a hacerlo podrás ver con qué largo de hilo te sientes más cómoda para el tamaño de tus pompones ideales. Corta otro hilo que reservarás para poder anudar al terminar. 

Enrolla el primer hilo largo que has cortado, alrededor de la cartulina hasta tener un grosor considerable. Ten en cuenta que para que quede bien el pompón tiene que ser bien frondoso.

Cuando ya tengas el grosor deseado, corta el hilo y retira la cartulina intentando no perder la forma.

Anuda por la mitad con el hilo que habías reservado dejando los bucles en los extremos. Haz un nudo bien fuerte.

Ahora ya puedes cortar los bucles. Procura no cortar el hilo con el que has anudado. Además este hilo lo puedes usar para unir el pompón a la pieza que te interese más tarde.

Van a quedar unos hilos más largos que otros, los tienes que cortar aplastando el pompón y recortando en redondo. Repite la operación desde distintos lados y conseguirás que sea bien esférico.

También puedes hacer pompones con distintos colores e incluso grosores de hilo o texturas. Solo tienes que enrollar un hilo de otro color donde te apetezca ¡y verás qué resultados!

¡Imaginación al poder!