Fibras, Moda, Técnicas

Cómo hacer ojales muy fáciles

Los pequeños detalles que se van aprendiendo mientras tejes van marcando la diferencia. Todas las tejedoras lo saben: mientras más tejes, más quieres aprender. En Knitive nos encanta compartir recursos sencillos que pueden enriquecer una prenda sin que la técnica sea un obstáculo, por eso hoy vamos a ver cómo añadir un ojal a tu prenda de manera muy sencilla.

Hemos tejido una pequeña muestra con el Cotton Fresh, pensando quizás que quieras tejer una rebeca o por ejemplo un chaleco sin mangas que tenga la opción de colocarle botones para llevarlo abierto o cerrado, según te cuadre.

¿Qué necesitas saber para añadir un ojal a tu prenda básica?

Recuerda que en nuestra sección Academy tienes videotutoriales para que, si hay algo que no sepas hacer, tengas todos los recursos para hacerlo.

Para incluir ojales en tu prenda primero debes tener claro qué tipo de proyecto es, y hay varias opciones, hacerlos sobre la marcha o tejer una tira independiente que después unas a la prenda levantando puntos o tejiendo a partir de ella.

Los pasos que debes seguir son los siguientes:

  • Pensar la distancia entre los ojales, en caso de que quieras incluir más de uno.
  • Decidir el tamaño según el botón que vayas a utilizar, ya que los puntos que cierres dependerán del mismo.

Una vez teniendo esto claro, cuando llegues a la vuelta de la altura deseada para el botón debes calcular cuántos puntos de distancia habrá desde el borde hasta el comienzo del ojal, si por ejemplo son 4 puntos los tejes, y a continuación debes cerrar la cantidad de puntos que corresponda al ojal, para continuar tejiendo los puntos restantes después del cierre.

Este paso debes hacerlo en las vueltas impares, en nuestro caso estamos tejiendo del derecho.

Para completar el ojal debes tejer la vuelta siguiente, en nuestro caso al ser punto liso, está tejida del revés. Debes tejer con normalidad hasta llegar a los puntos que has cerrado, y en ese momento con un montaje de puntos sencillo, montar el mismo nº de puntos que cerraste en la vuelta anterior en la aguja derecha. Téjelos cómo correspondan y continúa tejiendo hasta el final de la vuelta. ¡Ya lo tienes!

Habrás creado tu primer ojal.

Podrás utilizar esta técnica tanto con botones, como sin botones. ¿Cómo? Haciendo 2 ojales enfrentados, cada uno en su lado correspondiente y a la misma altura, y después cerrando la prenda con un cordón. De esta manera estarás añadiendo un elemento personalizado con diferentes posibilidades a tu proyecto.

¿Te animas a probarlo?

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto