Consejos

Cómo cazar un punto que se ha escapado

Uno de los mayores miedos cuando estás aprendiendo a tejer es que se te escape un punto. ¡Que no cunda el pánico! Cazar un punto que se ha salido de la aguja no es difícil, si lo detectas al momento.

La estructura de un tejido de tricot es como una cuadrícula, vamos trabajando uno por uno los puntos de cada línea, las cuales, a su vez, van formando unas columnas. Si uno de estos puntos se escapa, va deshaciendo la columna. 

En el lugar concreto en el que se ha soltado el punto, veremos unas bastas más largas que van del punto anterior hasta el siguiente. Con la cara del tejido del derecho y la ayuda de un ganchillo, insertaremos la aguja en el punto desde delante hacia atrás, cogeremos la basta con el gancho y la haremos pasar por el interior del punto. Así consecutivamente con todas las bastas, hasta llegar a la línea actual con la cual estamos trabajando. La devolveremos a la aguja con la ayuda del ganchillo.

Si se te escapa un punto mientras tejes algún punto de fantasía o punto elástico y necesitas cazar un punto del revés, debes hacer lo siguiente: situar la basta delante del tejido y con el ganchillo, entrando desde atrás, haces pasar el hilo por dentro del punto.