Kits para tejer, Técnicas, Uncategorized

Aprende los puntos básicos del tricot con el cojín boho

¿No has tocado nunca unas agujas? ¡No te preocupes, te traemos el kit perfecto para iniciarte en el mundo del tricot!

Este cojín tiene variaciones de punto muy sencillas que te permitirán seguir el patrón sin problemas y familiarizarte con las abreviaturas del mundo del punto.

Descárgate el patrón del cojín boho aquí.

¿Qué aprenderás?

Técnicas básicas:

Nudo corredizo, el cual permite ajustar el hilo a la aguja para poder empezar a montar.

Montar puntos. Existen distintas maneras de montar puntos, dependiendo del tipo de proyecto y/o de las características de la pieza; hemos optado por un modo muy versátil: long tail cast on.

Se trata de entrelazar dos hebras para crear un seguido de bucles sobre la aguja con el fin de conseguir el ancho del tejido. Estos bucles se llaman puntos.

Punto derecho es como se nombra al nudo que se genera haciendo pasar hilo desde detrás de los puntos montados en la aguja de la izquierda por dentro de cada uno hacia adelante, con la ayuda de la aguja de la derecha.

Punto revés: el nudo resultante de hacer pasar el hilo situado delante de los puntos por dentro de cada uno hacia atrás con la ayuda de la aguja de la derecha.

Cerrar puntos es la técnica usada para que los puntos no queden abiertos y se deshaga la pieza. Se trata de tejer dos puntos como se presenten (si es del lado del derecho, derecho y si es del revés, revés. Esto te va a permitir lograr más elasticidad y mejores acabados en el futuro) y con la aguja de la izquierda hacer pasar el primer punto tejido por encima del segundo. Tejer otro punto y repetir la operación hasta haber terminado de cerrar todos los puntos de la aguja.

Para cerrar el último punto, corta el hilo a una distancia prudencial del punto, pasa la hebra por dentro del punto y tira de ella.

Aquí puedes ver cómo coger las agujas. Las circulares son más cortas que las agujas rectas y van unidas por un cable, el cual permite realizar piezas de mayor largo (como una manta) y piezas circulares sin costuras. Una aguja en cada mano.

El hilo lo agarras con la mano izquierda a la vez que coges las agujas. Para poder mantener la tensión correcta, te será útil enrollarte la hebra en el dedo corazón.

Buscar el principio de un ovillo. Para poder encontrar el principio de un hilo tienes dos opciones: buscar la hebra del final que encontrarás en las primeras capas de hilo, o buscar en el interior del ovillo y así conseguir ir deshaciéndolo desde dentro hacia afuera.

Pasar el hilo para tejer derecho cuando el último punto es revés. Tienes el hilo delante de las agujas y lo pasas entre el punto que has tejido y el punto a tejer por en medio de las dos agujas hacia atrás.

Pasar el hilo para tejer revés cuando el último punto es derecho. Tienes el hilo detrás de las agujas y lo pasas entre el punto que has tejido (derecho) y el que tejerás por en medio de las agujas hacia adelante.

Identificar cuándo los puntos vienen del derecho o vienen del revés. Cuando tejes, los puntos (bucles) tienen dos lados, el del derecho y el del revés, corresponden al tipo de nudo que se hace. Según el diseño de la pieza, usaremos un lado u otro.

Cuando tejes un punto del derecho se ve una “v”, por lo que un seguido de puntos derechos hace una espiga. Así es como identificaremos el lado del derecho. En cambio, cuando tejes un punto revés lo que se ve es media “o”.

La costura invisible une los lados superiores o inferiores de dos piezas. Consiste en, usando una aguja lanera, hacer pasar un hilo por detrás del punto de una de las piezas e ir a buscar el punto paralelo de la otra pieza y pasar el hilo por detrás. Repetir así, haciendo zigzag, hasta el final.

La costura invisible lateral es para unir las piezas de manera lateral. Con una aguja lanera, coges el hilo que queda entre el último punto y el penúltimo de un lado y buscas lo mismo en la otra pieza a unir. Sigues así, haciendo zigzag, hasta el final.