Consejos

Cinco consejos para lavar tu ropa de lana

Como ya sabes, nuestras lanas son tejidos de alta calidad con unas cualidades térmicas excelentes, que además de aislar del frío retienen la humedad haciendo que el cuerpo permanezca seco y calentito. Es también un material natural y por ello, cuánto mejor es la lana, más cuidado necesita.  Es por eso que conviene conocer en detalle cómo lavar la lana para evitar llevarnos disgustos. Además, ahora en primavera es un momento ideal para lavar este tipo de prendas.

Sigue estos consejos sobre cómo lavar lana

En Knitive sabemos que dedicas tiempo y esfuerzo a realizar tus prendas tejidas a mano y queremos ayudarte para que puedas lucirlas perfectas durante mucho tiempo. ¡Anota estos cinco consejos para lavar tus diseños de lana!

  1. No laves tu ropa tejida a mano con demasiada frecuencia. Te despiertas feliz, estrenas orgullosa ese jersey que tú misma has tejido y… ¡Oh, no! Con las prisas derramas un poco de café en la manga de tu jersey nuevo. Puedes eliminar este tipo de manchas pequeñas con un poquito de detergente líquido en la zona afectada en lugar de enviar la prenda directamente a la lavadora. Te recomendamos también ventilar tus prendas de lana diariamente para lavarlas solo cuando ya lleven unas cuantas puestas. Cuanto menos laves tus prendas, más durarán 😄
  2. Lava las prendas a mano. Siempre que puedas, lava nuestras lanas a mano: es la mejor opción. Hazlo con agua templada, ya que una temperatura muy caliente podría retraer el tejido y una muy fría podría estirarlo. Recuerda también no refregar las prendas con fuerza ya que podrían deformarse. Mimo, ¡ante todo mucho mimo!
  3. Si lavas prendas de lana a máquina, escoge programas sin centrifugado. Sabemos que el ritmo diario a veces nos priva de tiempo… si no puedes vivir sin lavadora, escoge un programa especial para prendas delicadas: corto, sin centrifugado y que no exceda los 30 grados de temperatura. Otro truquito que puedes aplicar en este caso es introducir tus prendas en una bolsa de tela antes de meterlas en la lavadora, de esta forma estarán más protegidas 😉
  4. No dejes tu ropa tejida a mano en remojo. Es muy importante que, tanto si lavas a mano como si utilizas lavadora, no dejes tu ropa mojada demasiado tiempo ya que eso puede estropear las prendas. Asegúrate también de que está bien seca antes de guardarla y evitarás posibles daños en el tejido.
  5. No utilices suavizante. Sabemos que te encanta el olor que deja en ese jersey de lana … pero los suavizantes son el enemigo de los tejidos delicados ya que pueden interferir en sus propiedades naturales. Recuerda: lana y suavizante no hacen buena pareja.

En Knitive nos esforzamos en ofrecerte un producto de primera calidad y nuestras lanas son una garantía. Es por eso que te recomendamos que mimes las prendas que crees con las lanas de Knitive, lo que te hará valorarlas todavía más J ¡Si sigues estas pautas de cuidado, te aseguramos que tus prendas durarán mucho más tiempo!

¿Y tú? ¿Tienes otro consejo que quieras compartir sobre cómo lavar tus prendas de lana?

 

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto