Consejos, Técnicas

Aumentos centrales en dos agujas

Hoy vamos a ver dos maneras de hacer aumentos centrales. Estos aumentos son de los que más posibilidades tienen a la hora de aplicarlos porque, o bien pueden servirte para que sean los elegidos en las mangas ranglan, o bien puedes emplearlos para la construcción de un chal triangular, o incluso, si tejes en top down, para que te ayuden a crear pinzas o formas especiales para detalles. Además, los aumentos centrales también sirven para personalizar los acabados de tus prendas en los bordes.

Vamos a ver dos tipos: el primero con hebras (muestra con nuestra Wash Wool en color Lunar Grey), y el segundo tejiendo sobre un mismo punto los aumentos (muestra en Wash Wool color pomegranate).

¿Preparada? ¿Agujas y ovillos en las manos? ¡Vamos allá!

Vamos a trabajar los aumentos de ejemplo sobre doce puntos, la lana que ves en las imágenes es la Wash Wool en color Avocado.

Montamos 12 puntos, ten en cuenta que al ser aumentos centrales los vamos a hacer a partir de los dos puntos centrales.

Teje los primeros 5 puntos de los 12.

Entre el 5º y el 6º punto tienes que subir una hebra.

Teje los 2 puntos centrales y vuelve a subir una hebra sobre la aguja derecha. Continúa tejiendo los otros 5 puntos de la muestra.

Cuando terminas la vuelta impar (los aumentos suelen hacerse en las vueltas impares), los aumentos que hemos realizado con las hebras se distinguen claramente de los puntos que están tejidos del derecho.

Para continuar, debes tejer la siguiente vuelta entera del revés y las hebras tejerlas como cualquier punto del revés.

Para continuar aumentando ten en cuenta que debes hacerlo siempre en las vueltas pares y que siempre debes subir la hebra antes y después de los dos puntos centrales. Puedes colocar dos marcadores para guiarte.

Este es el resultado de los aumentos centrales con hebras, puedes dejar dos puntos como guía entre las hebras, o 1 o 3 o 4, depende del efecto que quieras conseguir.

En cualquier caso, seguro que has visto este tipo de aumentos en varias prendas.

Ahora vamos a aprender a hacer también los aumentos centrales, pero de manera diferente y con un resultado final distinto.

También trabajamos con un ejemplo de 12 puntos.

Vamos a tejer los 5 primeros puntos de la misma manera que en la muestra anterior, cuando lleguemos al primero de los dos puntos centrales, vamos a hacer lo siguiente:

Teje este punto del derecho, pero no lo termines, es decir, no lo pases a la aguja derecha, sin terminar el punto debes continuar como en la siguiente imagen:

Sin haber sacado la aguja derecha del primer punto central, introduce la aguja para tejerlo como un punto derecho retorcido, y ahora sí terminas de tejerlo y lo pasas a la aguja derecha.

Llegamos al segundo punto de los dos centrales, vamos a repetir los pasos anteriores, lo tejemos del derecho, pero no lo terminamos y volvemos a tejerlo, pero del derecho retorcido.

El resultado que obtenemos es un bonito dibujo que marcará todos los aumentos.

De la misma manera que la muestra anterior, repetiremos estos pasos siempre en los dos puntos centrales, tejiendo las vueltas pares como corresponda, en este caso del revés, y sin aumentar.

Son dos técnicas que hacen que podamos aumentar, pero obtenemos resultados muy diferentes, porque a la hora de tejer siempre hay maneras de dar un toque personal a lo que hacemos, y a veces, la elección de cómo aumentar es precisamente lo que nos diferencia.

¿Y tú? ¿Tienes algún tipo de aumento predilecto?

Si continúas navegando en esta web, es que aceptas que usemos cookies o tecnologías similares para poder medir qué te gusta ver y hacer estadísticas. A nosotros nos ayuda a poder medir audiencias para ofrecerte contenidos acordes a tus intereses. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies

Acepto