Montar puntos

Para montar puntos, deja aproximadamente una longitud de hebra de tres veces la anchura de la labor antes de hacer el nudo corredizo. Si te quedas corta, no podrás montar el número de puntos deseados, ¡y eso da mucha rabia!